Tras una visita a los canales de Irc (hacía ya un tiempo que no probaba), he comprobado lo que ya intuía: el irc esta muriendo, puede que desde hace tiempo, comido por la competencia. Pero ¿Cómo llega a morir un servicio gratuíto, que además lleva en liza mucho más tiempo que sus competidores? ¿Qué factores se han dado?

El primero, y más importante, el acceso a las telecomunicaciones por parte de un grupo de gente no-cualificada, llamados usuarios ‘casuales’ que intentan implantar en este sistema las mismas normas que rigen la vida corriente, y recordemos que esto no es un msn donde se elige ‘manualmente’ con quien se quiere hablar, sino un lugar ‘publico’, o lo era, que ya no lo es, ya que todo el sistema está militarizado por ‘jefes’ al más puro estilo capataz de cortijo andalúz; anque este segundo punto es lógicamente consecuencia directa del primero (para pastorear a las cabras, necesitas un cabrero). Peor aún, ahora dale poder a una de las cabras y, voila!, obtienes una bomba de relojería.Antaño, el irc era un lugar donde podía reunirse la élite de las telecomunicaciones y de la información, ya que el simple acceso al mismo requería de unos amplios conocimientos técnicos, de forma que, siempre que hablabas con alguien, sabías que tenía un mínimo de inteligencia y de cultura informática (que no era un cani analfabeto, hablando en plata), pues de otra forma no hubiera sido capaz encontrarse en tales circunstancias.Pero con la llamada ‘accesibilidad de las masas’, un gran grupo de personas de baja cualificación ha accedido a este sistema. Es más, a estas alturas ya suponen mayoría. Y claro, al ser mayoria, pretenden imponer la norma de la mayoria, ¡las normas de la calle ni más ni menos! aunque sea un lugar en el que no tiene cabida la democracia, o al menos una democracia estándar, por las razones que he expuesto antes, pues era un sistema muchísimo más avanzado que eso. Era un sistema eminentemente anárquico, donde cada uno cuidaba de lo suyo y todos lo de todos. Quizá esta sea la mayor diferencia que he apreciado, y ésta será su caida, sin duda.Por ejemplo, una piara de cerdos podrían entrar en una central nuclear, y por muchos que fueran, y mucho destrozo que hiciesen, y mucha mierda que soltasen, la central seguiría siendo una central, porque para ello la crearon. Ahora no se puede confiar en que, al entrar en una central nuclear, sólo vayas a encontrarte ingenieros. Puedes encontrar una pocilga donde los cerdos defecan y se revuelcan.Triste futuro el que aguarda al irc. ¡Y éste ha sido el consejo de Coco de hoy!

Saludos, tecnofrikis!

Este sitio usa cookies. Si continúa navegando da su consentimiento para el uso de dichas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This